Una reflexión sobre el movimiento 15M

Quizá esta reflexión debería haberse escrito hace unos días, pero he preferido que el tiempo me diera una mejor perspectiva de este acontecimiento del que, por suerte, he sido testigo directo. Llegar a una idea definida no me ha resultado fácil. Necesitaba tenerlo claro antes de publicar esta reflexión en un blog dedicado a la educación. Y precisamente esto fue lo que me convenció. Creo que la acampada en la Puerta del Sol (por lo menos hasta el 22 de mayo) fue una auténtica clase de ciudadanía, una verdadera lección de democracia. Me acordé entonces de una canción de Ismael Serrano: “Papá cuéntame otra vez”.

Fue entonces cuando lo vi más claro. Salvando la evidente distancia histórica, veo alguna coincidencia entre “Mayo del 68” y lo que ha ocurrido en España estas últimas semanas. La que me parece más importante es el hecho de que es el pueblo, con todas las letras y sin que nadie tome por él la palabra, es el que se echa a la calle para luchar por la JUSTICIA. No por un equipo de fútbol o por un trofeo, sino por lo que de verdad importa. Es más, por primera vez vi lo fuertes que pueden ser las llamadas redes sociales. Por fin se utilizaban para algo realmente importante. Y lo mejor de todo es que se hace sin ninguna esperanza de éxito,  sin ningún miedo y en nombre de la ciudadanía. Sólo porque hay que hacerlo (por imperativo categórico).

Lo que me parece más interesante fue el hecho de que no están en contra de ningún partido concreto ni están respaldados por nadie en particular. Simplemente exponen de forma pacífica (creo que la concentración es un ejemplo de civismo por lo menos hasta el 22 de mayo) su indignación por una situación y piden cambios. Creo que en democracia es algo normal.

Ha sido una verdadera clase de ciudadanía. Se ha podido ver en vivo el ejercicio de la libertad de expresión, la libertad de reunión, la libre circulación de ideas. Ya fueras joven, mayor o incluso niño (el sábado 21 por la mañana multitud de familias estuvieron en la Puerta del Sol) tus ideas eran escuchadas con respeto.

Creo que he sido testigo de algo histórico que, como Mayo del 68 (y esta es otra de sus coincidencias) tendrá su influencia a largo plazo. Dentro de algunos años podré contarle a mi hijo este cuenta tan bonito, en el que la gente, en pueblo, verdaderamente tuvo el poder. Ya no estarán los Rolling (quien sabe), ni el Che, ni J. P. Sartre. Pero le podré contar de primera mano que Mayo del 68, la lucha por la igualdad, la justicia y la libertad, ya no queda tan lejos.

Ojalá todo acabe bien (creo que la degeneración es connatural a la condición humana y a sus obras) y de este acontecimiento surja de verdad una España mejor, donde realmente haya justicia, donde todos seamos realmente iguales, donde se pueda hablar con libertad y educación y donde podamos seguir siendo libres, sin descalificar a nadie.

“Ya no hay locos, ya no hay parias, pero tiene que llover aún sigue sucia la plaza”. Es parte de la canción de Ismael Serrano. Pues bien, si hay locos dispuestos a limpiar la plaza.


El Vicario Saboyano.

3 comentarios

Archivado bajo Ética de 4º, Educación para la Ciudadanía y los Derechos Huamnos, Filosofía y Ciudadanía, Haciendo filosofía

3 Respuestas a “Una reflexión sobre el movimiento 15M

  1. Hola, enhorabuena por tu rinconcito en la red: es una manera diferente de seguir en contacto 🙂
    Yo estuve tr4es días seguidos en Sol y de verad que comparto tus impresiones. Al margen de hacia dónde derive este movimiento creo que está siendo un momento histórico. Asistí auna asambea sobre educación ¡en dónde siempre había estado Cortylandia! te confieso que fue emocionante escuchar a la gente opinar en voz alta en mitad del centro de Madrid: gente de toda condición, edad, profesión y desconocida charlando,exponiendo opiniones, guardando el turno… ¡impresionante! y toda una leción de EDUCACIÓN.

    Un besote

  2. manuel

    pues si la verdad esque esta siendo un momento importante en el cambio que debemos aprovechar ,ver a tanta gente luchando por una causa comun es impactante de esa manera y con esa repercusion mediatica , desde el respeto y la comprension y con esa forma tan limpia y ordenada , aunque este afectando bastante al comercio de la zona ,pero bueno.
    UN SALUDO

  3. Javier Garcia

    Hola profe. El sabado 4 de junio estuve yo alli y solo te puedo decir porque aunque sepa algo del por que protestan ya que solo soy segun tu un “Pipiolo Lechuguino” y entonces no se ni la minima parte de lo que va la acampada se que eso YA es vergonzoso. Estan luchando por un partido justo como haria yo a su edad, pero veias que iban con una caja, un chico le pregunto que habia dentro y le digo que era las heces de todo el campamento para usarlas como abono en el hueo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s