Archivo de la etiqueta: Ética

Apologia de la educación pública

 

Lo que estamos viviendo estos días en el mundo educativo creo que no se ha vivido jamás. Llevo trece años siendo profesor y algunos más en tareas educativas. Y tengo que decir que tengo la suerte de dedicarme a lo que me gusta. Yo disfruto dando clase, haciendo actividades, excursiones, etc. Yo a esto no lo llamo “vocación”. La “vocación” es una llamada, y esto implica que hay otro que llama. A mí no me ha llamado nadie, pero cuando voy al instituto por la mañana, voy contento e intento todos los días dar clase con una sonrisa. Y para ser sincero, no me cuesta mucho. Tengo multitud de testigos (mis alumnos). He tenido éxitos y fracasos (no puedo determinarlos ya que la educación es cualitativa no cuantitativa) pero siempre intento mejorar y aprender.

Pero lo que estoy viendo y escuchando estos días me están amargando un poco la vida. Empecemos por lo que más me duele. Escuché no hace mucho (el miércoles) un reproche de parte de una persona que debería defender a los que son sus trabajadores. Según esa persona los profesores de secundaria nos quejábamos por trabajar  sólo 20 horas a la semana. En ese momento me vino a la cabeza una sensación muy desagradable de haber perdido el tiempo (no es la primera vez que tengo esa sensación). ¡Como se puede decir eso! ¡Es poco menos que un insulto!

Las horas de preparación, de calificación, de evaluación, de autoevaluación. Horas de reuniones para nada. Días de formación tirados a la basura. Reuniones con padres a cualquier hora para nada. Alguna noche en vela por los problemas que te plantea algún alumno o por algún fallo, el tiempo empleado en sopesar alguna decisión importante para la vida de los alumnos. Todo este tiempo “vaporizado” (creo que esta expresión de Orwell es la más adecuada en este momento).

Mi único consuelo es el saber que hay alumnos,  alumnas padres y compañeros que saben que eso no es así. Que en este trabajo hay mucho tiempo y mucha vida invertida. Sabemos que hay profesores que incluso trabajan menos (atentos este espécimen habita en todos las plantillas y trabajos). Pero los hay (y muchos) que trabajan más y son un ejemplo.

Por desgracia en la sociedad hay mucha gente y más de uno aplaudirá la mentira. Si es así supongo que lo harán por ignorancia. Quizá no han tenido la oportunidad de haber estado con algún profesor o profesora que les haya marcado en su vida. Es triste.

“La obligación del Soberano y del Estado es la de establecer y sostener aquellas instituciones y obras publicas que, aun siendo ventajosas en sumo grado a toda la sociedad, son, no obstante, de tal naturaleza que la utilidad nunca podría recompensar su costo a un individuo o a un corto numero de ellos, y, por lo mismo, no debe esperarse que estos se aventuren a fundarlas ni a mantenerlas. […]” Estas palabras son de Adam Smith (La riqueza de las naciones. Parte III). Siempre he sido un defensor de la educación pública (como de la sanidad pública, a la que debo el que hoy pueda ver). Parece ser que las ideas liberales también. La educación pública ofrece algo que ni en sueños puede ofrecer una “empresa educativa”: calidad, universalidad y una auténtica labor educativa sin manchas de  interés (no solo económico). Los gobiernos no pueden delegar una responsabilidad como la educación (o la sanidad) a empresas “sin ánimo de lucro” (me suena un poco contradictorio) que hacen auditorías a sus profesores y encuestas de satisfacción a los alumnos. El Estado debe garantizar estos míninos, es su gran responsabilidad.

Pero la “opinión pública” dicta sentencia. Y sin conocer, apartan a la escuela pública, la colocan en un segundo escalón sin ningún tipo de criterio. No encuentro explicación.

Creo que el artículo 1 de nuestra Constitución está en serio peligro. No hablo del Estado de Bienestar sino de “Estado social y democrático de derecho”. Si perdemos la educación (en todos sus sentidos) perdemos el rumbo y entonces si nos encontraremos con un problema.

Pero estamos a tiempo. No se preocupen que seguiré dando clase de la misma forma.

 

 

El vicario saboyano.

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Arte y filosofía, Ética de 4º, Educación ético-cívica., Educación para la Ciudadanía y los Derechos Huamnos, El descubrimiento de Harry, EpC, Estética filosófica, Filosofía, Filosofía y Ciudadanía, FyC, Haciendo filosofía, HªF, Historia de la Filosofía, Inteligencia art., Inteligencia artificial, Lengua y Literatura de 1º ESO, Pedagogía y didáctica, Sobre la educación, Uncategorized

La educación en valores. Una auténtica inversión en la persona.

En tiempos de crisis puede parecer prescindible todo lo que relacionado con valores, virtudes y formación humana. Parece que la primera, la última y todas las demás palabras la tienen los economistas y los que se dedican a menesteres técnicos. Es difícil ver el horizonte entre tanta niebla. Pero lo cierto es que entre tanta discusión “económica” estamos tirando lo que realmente ha sido el logro del hombre occidental: la formación humana. Y sin una sólida base humana, cualquier sociedad que construyamos tiene, inevitablemente sus días contados. Estará a merced de gente cuyo valor principal es el dinero. No conoceremos fines y todo será medio (-cre).

Ciertamente, la solución a la crisis está en el mismo hombre, en su humanidad, en su sociabilidad, en su inteligencia, en sus virtudes, en sus esperanzas, etc.

Debemos plantearnos qué legado vamos a dejar a nuestros hijos. Porque no solo estamos dejando un mundo arruinado económicamente (¿veremos el Parthenon en venta?), estamos acabando con algo con que es imposible comerciar (menos mal): con el ser humano y su educación. La verdadera víctima de la crisis (provocada por otros seres humanos) es el mismo hombre. Un repasito a Rousseau y a Kant no le vendría mal a alguno o alguna.

En educación, por ejemplo, nos ofrecen miles de asignaturas nuevas (por cierto todas relacionadas con la economía) cuando lo fundamental está sin acabar. Me da la impresión de que están comenzando la casa por el tejado. Y así es imposible. La casa se queda sin puertas y en manos de intereses comerciales.

Realmente esto tiene solución, la veo, pero no hay voluntad. Debe ser que la inversión a largo plazo no interesa. Pagaremos por ello. Me conformo con hacer ver a quien lea esto que el ser humano y su educación no es un medio, no es algo cuantitativo sino un fin en sí mismo, algo plenamente cualitativo, fuera del alcance del comercial.

Sirva para ilustrar mi idea la siguiente escena de la película “El club de los emperadores”.

Escena del “El club de los emperadores”

El vicario saboyano

Deja un comentario

Archivado bajo Filosofía, Filosofía y Ciudadanía, Haciendo filosofía, Sobre la educación

Yo también soy 15-M

Si estás de acuerdo, aprópiate del texto y divúlgalo:

Como parte del #15m me declaro una persona pacífica y condeno radicalmente todo tipo de violencia: la de los violentos infiltrados en nuestras manifestaciones, y la del Estado, que ha causado más dolor y heridos. Además, condeno la manipulación mediática que enfatiza la información sesgada, parcial o errónea con el propósito de demonizar a los ciudadanos.

Si me manifiesto en la calle es porque:

  1. Mi participación como ciudadano se ha reducido a votar a listas cerradas cada cuatro años para ver cómo los representantes de los ciudadanos no respetan lo prometido en su programa.
  2. Se hacen leyes a favor de grupos de interés en vez de hacerlas a favor del conjunto de la sociedad.
  3. Se invierten recursos públicos para ayudar a minorías poderosas, y no a quienes están pasando situaciones desesperadas ocasionadas por la especulación financiera.
  4. Los grandes partidos están más preocupados por mantener su poder que por ofrecer soluciones para superar esta crisis histórica.
  5. Está a punto de firmarse un “Pacto del Euro” que consiste fundamentalmente en medidas para reducir la inversión pública en servicios esenciales.
  6. Desde diferentes órganos del estado se ha insultado a los ciudadanos, e incluso se ha justificado el recurso a la violencia contra manifestantes pacíficos.

Como parte del #15m, acepto y respeto la diversidad ideológica del movimiento. Cuando participo en una manifestación no reclamo un régimen o una ideología en concreto, ni un modelo social no democrático, ni la eliminación de los partidos o los parlamentos. Lo que reclamo es una democracia mejor y más humana que, entre otras medidas, necesita urgentemente:

  1. Cambios en la Ley Electoral para permitir una mejor y más directa representación de los ciudadanos en los parlamentos y una mayor participación ciudadana en las decisiones importantes.
  2. Aprobación de una Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública para obligar a la publicación en formatos adecuados y reutilizables de todos los gastos, decisiones y reuniones con grupos de presión por parte de funcionarios y cargos públicos.
  3. Tolerancia cero a la corrupción de candidatos y cargos públicos, y controles ciudadanos para la exigencia de responsabilidad política.
  4. Separación clara, real y efectiva de los poderes del estado.
  5. Control fiscal efectivo de grandes fortunas y operaciones financieras; eliminación de privilegios fiscales a cargos electos.
  6. Políticas encaminadas a solucionar de forma efectiva los problemas hipotecarios y de vivienda.
  7. Servicios públicos de calidad, fundamentalmente salud, justicia y educación.
  8. Eliminación de las leyes que permiten el control administrativo de Internet. La red ha demostrado ser esencial para la libertad de expresión y para responder al peligro de manipulación mediática.

Por todas estas razones volveré a salir pacíficamente a la calle el 19 de junio, #19j.

Si estás de acuerdo, aprópiate del texto y divúlgalo (enlace al documento original)

Deja un comentario

Archivado bajo Educación ético-cívica., Educación para la Ciudadanía y los Derechos Huamnos, Filosofía, Filosofía y Ciudadanía, Haciendo filosofía

Una reflexión sobre el movimiento 15M

Quizá esta reflexión debería haberse escrito hace unos días, pero he preferido que el tiempo me diera una mejor perspectiva de este acontecimiento del que, por suerte, he sido testigo directo. Llegar a una idea definida no me ha resultado fácil. Necesitaba tenerlo claro antes de publicar esta reflexión en un blog dedicado a la educación. Y precisamente esto fue lo que me convenció. Creo que la acampada en la Puerta del Sol (por lo menos hasta el 22 de mayo) fue una auténtica clase de ciudadanía, una verdadera lección de democracia. Me acordé entonces de una canción de Ismael Serrano: “Papá cuéntame otra vez”.

Fue entonces cuando lo vi más claro. Salvando la evidente distancia histórica, veo alguna coincidencia entre “Mayo del 68” y lo que ha ocurrido en España estas últimas semanas. La que me parece más importante es el hecho de que es el pueblo, con todas las letras y sin que nadie tome por él la palabra, es el que se echa a la calle para luchar por la JUSTICIA. No por un equipo de fútbol o por un trofeo, sino por lo que de verdad importa. Es más, por primera vez vi lo fuertes que pueden ser las llamadas redes sociales. Por fin se utilizaban para algo realmente importante. Y lo mejor de todo es que se hace sin ninguna esperanza de éxito,  sin ningún miedo y en nombre de la ciudadanía. Sólo porque hay que hacerlo (por imperativo categórico).

Lo que me parece más interesante fue el hecho de que no están en contra de ningún partido concreto ni están respaldados por nadie en particular. Simplemente exponen de forma pacífica (creo que la concentración es un ejemplo de civismo por lo menos hasta el 22 de mayo) su indignación por una situación y piden cambios. Creo que en democracia es algo normal.

Ha sido una verdadera clase de ciudadanía. Se ha podido ver en vivo el ejercicio de la libertad de expresión, la libertad de reunión, la libre circulación de ideas. Ya fueras joven, mayor o incluso niño (el sábado 21 por la mañana multitud de familias estuvieron en la Puerta del Sol) tus ideas eran escuchadas con respeto.

Creo que he sido testigo de algo histórico que, como Mayo del 68 (y esta es otra de sus coincidencias) tendrá su influencia a largo plazo. Dentro de algunos años podré contarle a mi hijo este cuenta tan bonito, en el que la gente, en pueblo, verdaderamente tuvo el poder. Ya no estarán los Rolling (quien sabe), ni el Che, ni J. P. Sartre. Pero le podré contar de primera mano que Mayo del 68, la lucha por la igualdad, la justicia y la libertad, ya no queda tan lejos.

Ojalá todo acabe bien (creo que la degeneración es connatural a la condición humana y a sus obras) y de este acontecimiento surja de verdad una España mejor, donde realmente haya justicia, donde todos seamos realmente iguales, donde se pueda hablar con libertad y educación y donde podamos seguir siendo libres, sin descalificar a nadie.

“Ya no hay locos, ya no hay parias, pero tiene que llover aún sigue sucia la plaza”. Es parte de la canción de Ismael Serrano. Pues bien, si hay locos dispuestos a limpiar la plaza.


El Vicario Saboyano.

3 comentarios

Archivado bajo Ética de 4º, Educación para la Ciudadanía y los Derechos Huamnos, Filosofía y Ciudadanía, Haciendo filosofía

Man in the mirror

En la primavera de 1988, Michael Jackson (que es el artísta que más ha colaborado con el tercer mundo) publicó “Man in the mirror” dentro del album “Bad”.  Es sin duda uno de los mejores temas de la historia del pop y el videoclip no iba a ser menos. Creo que lo tiene todo: una muy buena canción, con una gran letra y una maravillosa música; una selección de imágenes increíble; una lista de personajes históricos con la que se podría escribir la historia del siglo XX y un mensaje de esperanza y de confianza en el ser humano pese a todo que supone un grito de ánimo para que no nos quedemos quietos sin hacer nada sino que nos arranca una sonrisa para comenzar cada día con ilusión viendo todo lo que queda por hacer.

El videoclip echa una mirada al pasado, enseñándonos los errores que cometimos los humanos. Pero al mismo tiempo nos muestra los personajes que dieron un vuelco a esa situación, algunos dando incluso su vida por hacer de nuestro mundo un lugar mejor para todo nosotros. Sin embargo seguimos cometiendo errores en el presente. Esta vez la lucha por la igualdad, por la libertad, por la paz, por lograr que todo ser humano tenga lo básico para poder vivir es responsabilidad nuestra. Da igual quien seas, como seas, en quien o en que creas: todos somos corresponsables porque compartimos el mundo en el que vivimos. Este mundo que vamos a dejar en herencia a los que vienen. Y este es el buen sabor de boca que nos deja el videoclip: hay esperanza en aquellos que tomarán las riendas en el futuro. Con ellos y para ellos tenemos que hacer posible otro mundo.

El hombre se mira en el espejo. El pasado es el punto de partida, con sus grandes errores, pero también con sus magníficos aciertos, personificados en Kenedy, Luther King, etc. (son ellos los que nos han mostradoel camino a seguir). El presente es otro espejo donde nos podemos mirar y ver todo lo que nos queda por hacer. Pero todo ello con un futuro esperanzador encarnado en los niños, cuya educación también es tarea de todos.

En definitiva, es todo un proyecto para la humanidad, un espejo para mirarnos como seres humanos y plantearnos qué vamos a hacer nosotros hoy por la humanidad. Es hora de plantearnos cuáles van a ser nuestras acciones hoy.lEs nuestra responsabilidad como ciudadanos. El videoclip es una invitación a la acción, a abandonar el sillón desde el que miramos el mundo con pasividad y reaccionar. No hay excusas, no podemos tirar más balones fuera. El quiera oír que oiga. El mundo no es como es sino como lo hacemos.

TAREA: La tarea es sencilla: Después de ver el videoclip realiza una reflexión sobre el mismo. En ella anota todos los personajes que van apareciendo. No olvides anotar qué es lo hicieron esos personajes para mejorar a la humanidad y a este  mundo.

Buen trabajo.

26 comentarios

Archivado bajo Educación para la Ciudadanía y los Derechos Huamnos

Trabajo de bioética (4ºA)

 

Vamos a iniciar el trabajo sobre bioética. Ya tenéis todos la información general y ya hemos hecho los grupos. Supongo que en los grupos ya está repartido el trabajo y todo el mundo sabe lo que tiene que hacer. Supongo que esto temas también son estudiados en otras asignaturas. En la clase de Ética intentaremos darle un enfoque más filosófico. Lo que realmente voy a valorar son dos cosas: En primer lugar el trabajo de investigación en grupo y por otra las argumentaciones que aportéis. No olvidéis que la Ética es una parte importante de la filosofía y que esta es la actividad racional que de una manera crítica y universal intenta dar respuestas a los grandes interrogantes del ser humano, y sin duda, la vida es uno de ellos. Además la filosofía es un saber de segundo grado, es decir,  su actividad comienza allí donde termina la ciencia.

Por si habéis perdido el trabajo aquí lo tenéis.

OBJETIVOS:

  1. El objetivo general consiste en analizar cada uno de los problemas que se os puedan presentar, y orientar a aquellos que necesitan de vuestro juicio…
  2. Potenciar la búsqueda crítica de información.
  3. Promover el juicio argumentativo sobre problemas actuales (= filosofía).
  4. Desarrollar el trabajo en equipo.
  5. Conocer y aprender los conceptos básicos en Ética.

Cada grupo simulará ser el Comité de Bioética de un hospital. El primer paso es elegir uno de los siguientes problemas para darle respuesta:

1, Una pareja tiene un hijo con problemas en la médula, y se plantea seleccionar un embrión fecundado para que sea compatible con el hijo enfermo. Los médicos encargados del caso, plantean el problema al Comité de Bioética.

2. Uno de los doctores del Hospital está desarrollando una línea de investigación que sería capaz de curar la diabetes. Las pruebas que ha realizado con ratones han resultado favorables, y pide permiso al Comité de Bioética para que le permitan hacer experimentos con células madre.

3. Un niño tiene una enfermedad irreversible, cuya curación pasa por emplear la clonación a partir de células tomadas de un embrión fecundado con los genes de los padres, algo que, en cualquier caso, tampoco garantiza la curación. El equipo médico que llevan el caso recurren al Comité de Bioética para saber si pueden o no llevar a cabo las investigaciones correspondientes.

Cada uno de vosotros debe elegir una de las profesiones que forman parte del Comité, y enfocar el problema desde el punto de vista propio de ese trabajo:

§                 El médico analizará el desarrollo de las técnicas consultadas, sus implicaciones y sus posibles resultados y consecuencias

§                 El abogado buscará la legislación existente al respecto, analizando si lo que se pide en cada caso es legal o no lo es.

§                 El periodista buscará otros casos similares recogidos en la prensa, tanto en la diaria como en la reciente, así como información relativa a la situación en otros países de ese problema. Pero deberá prestar atención sobre el impacto que el problema y la solución planteada pueda tener en la opinión pública.

§                 El especialista en ética, sopesará los argumentos que van en una y en otra dirección, tratando de encontrar una teoría ética suficientemente sólida que respalde la decisión que va a presentar al Comité.

Al final, y después de que cada uno haya dado su respuesta desde su punto de vista, el comité debe tomar una decisión consensuada.

La presentación final de la tarea se realizará de la siguiente manera:

  • Se entregará por escrito pero se expondrá en clase.
  • En la portada deben aparecer los nombres de los miembros del grupo y el papel que han desempeñado dentro del comité.
  • Cada miembro del grupo debe dar una respuesta argumentada a la situación, desde su punto de vista.
  • Se añadirá una conclusión (consensuada). Deberá incluir:

a) Un análisis general a cada uno de los problemas: qué intereses están en juego en cada caso, y cuál es la situación actual.

b) Un dictamen fundamentado y argumentado, en el que aparezcan los motivos que han llevado al Comité de Bioética a tomar una u otra decisión.

Al tratarse de problemas relacionados con la bioética, se valorará tanto la precisión en el uso del lenguaje, como el aparato gráfico que acompañe a la misma y ayude a la comprensión del problema.

Se tendrá muy en cuenta la argumentación de las respuestas, cuidando el estilo y la ortografía a la hora de escribir.

 

La nota se repartirá así (en cada uno de las cuestiones):

+ Presentación: 20%

+ Precisión en la presentación del problema: 30%

+ Solidez y coherencia en la argumentación moral: 50%

 

FECHA DE ENTREGA:

La fecha límite para entregar los trabajos será el ———.

 

La actividad no es mía. Es original de un gran profesor de filosofía llamado Miguel Santaolalla. Él tiene una página web (www.boulesis.com) que en mi opinión es de la mejores páginas de filosofía que conozco. En ella podéis encontrar material para realizar el trabajo. Aquí tenéis el enlace en el que podéis encontrar ayuda para que el “abogado”, el “médico”, el “periodista” y el “experto en ética”, realicen su trabajo. Recordad que es un trabajo de equipo.

http://www.boulesis.com/didactica/webquests/bioetica/recursos/

 

BUEN TRABAJO.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Ética de 4º